Nutrición

Las dietas mágicas no existen: adelgazar saludablemente toma su tiempo

Cuando una mujer se mira en el espejo y se agarra un rollito mínimo justo debajo de las costillas, se imagina gorda, terriblemente obesa. Hace una búsqueda por internet y encuentra un listado extenso de dietas: desde la de los puntos hasta las más extrañas que involucran té, pastillitas o merengadas. Pronto descubre que las dietas mágicas no existen. 

Todas le ofrecen lo mismo: la increíble oportunidad de lucir esbelta en tan sólo semanas y sin mayores esfuerzos. Éste es tan sólo uno de muchos casos que llegan al consultorio de la nutricionista Melissa Magalde. “Como especialista en nutrición siempre les digo a mis pacientes que adelgazar de manera saludable no es un proceso rápido, no tiene que ver con métodos milagrosos o fórmulas mágicas. Las dietas siempre deben ser prescritas por un nutricionista y deben estar diseñadas y planificadas según las necesidades de cada quien”, advierte la especialista.

Cuestión de hábito

Magalde recomienda que las dietas deben ser placenteras y saludables porque “la idea es que la gente las adopte como hábito de vida”. La especialista insiste en la importancia de consultar siempre un nutricionista, de lo contrario hacer dietas sin supervisión puede generar graves consecuencias “por ejemplo esas que son milagrosas y que hacen rebajar 5 kilos por semana son perjudiciales porque, por lo general, son altas en proteínas y nada de carbohidratos, esas producen cuerpos tóxicos; hay otras que son diuréticas altas en vitaminas y minerales y no tienen las proteínas necesarias para reconstruir los tejidos del organismo. Las dietas que son basadas en proteínas y grasas no tienen nada de carbohidratos por lo que producen hipercolesterolemia y para las personas obesas eso es altamente perjudicial”.

Otro ejemplo que tampoco es positivo es la dieta de los puntos porque causa un efecto rebote y “mucha gente rebaja rápidamente como una dieta milagro pero no tiene mucho sentido porque es alta en grasas y no es recomendable para todo tipo de personas, la gente rebaja y cuando la deja aumenta el doble”, aclara Magalde para quien tampoco son recomendables las dietas basadas en merengadas porque, en definitiva, “no se toman merengadas toda la vida y cuando las dejas viene el efecto rebote”.

Cuentos chinos

Coma bien y no coma cuentos, ese es el mejor consejo. La especialista recomienda que “la pérdida de peso sea un proceso lento porque así como la gente no aumenta 10 kilos de un día para otro de la misma manera deben rebajarlos paulatinamente”. Magalde advierte que estas dietas “milagrosas” en efecto sí hacen rebajar pero “a expensas de arriesgar la salud, lo saludable es rebajar de un kilo a kilo y medio por semana, porque así es como se aumenta”. Por ello es recomendable seguir religiosamente estos consejos:

Ir al nutricionista y que el especialista haga un diagnóstico de su caso.

• Comer 5 veces al día. Consumir todos los grupos alimenticios es la clave.

• Comer dulces que no tengan azúcar

A los 30 minutos de levantarse hay que desayunar porque eso ayuda a acelerar el metabolismo.

El ejercicio siempre es recomendable para la pérdida de peso porque quema más calorías y fortalece los músculos y el corazón. Es ideal hacerlo 4 veces por semana de 30 a 45 minutos. Caminar o subir escaleras también sirve “siempre la excusa es que no tienen tiempo pero debe estar primero la salud”, advierte Magalde.

 

A Melissa Magalde la puede contactar a través del teléfono: (0212) 574.94.05 o en su consultorio en el Centro Clínico Profesional Caracas, piso 9 consultorio 903.

Leave a Comment