Nutrición Salud

Cuidemos la alimentación desde la infancia

Ni mucho ni poco. La malnutrición por exceso o deficiencia de peso es un grave problema que debemos atender desde edades tempranas. En un extremo se ubica la obesidad que según cifras del Instituto Nacional de Nutrición para 2014 registró 14% de la población venezolana con sobrepeso. Dentro de este porcentaje hay que destacar 20% de niños menores de 15 años que entran en este grupo.

Closeup view of scales on a floor and kids feet

La obesidad conlleva un aumento en los factores de riesgo para sufrir de enfermedades como la Diabetes tipo 2 y la hipertensión arterial, y ambas pueden derivar en un síndrome metabólico asociado a la obesidad, una condición mucho más complicada de enfrentar en la edad adulta.

En el otro extremo de la balanza se encuentra la malnutrición, otro problema de salud que es importante detectar desde la infancia. Específicamente el consumo de alimentos altos en grasas trans, chucherías, dulces y productos procesados son una bomba en potencia a la que están expuestos muchos niños.

Aunque quizá no lo reflejen en el peso y en apariencia la persona se vea delgada, la mala alimentación genera efectos ocultos. Al hacerles un análisis de composición corporal podemos encontrar que tienen mucha grasa y cero masa muscular, una condición que se conoce como obeso normopeso o sarcopénico.

En ambos casos, la clave es inculcar buenos hábitos alimenticios desde la infancia para trabajar en la prevención. Es fundamental que los niños se acostumbren a realizar algún tipo de actividad física porque el sedentarismo es un factor de riesgo.

Lonchera-2Pero lo más importante es la educación preventiva. Los padres deben enseñarle a sus hijos a elegir opciones saludables que sustituyan el consumo de alimentos procesados. Y como adultos es imperativo que incluyan en la dieta diaria de la familia el consumo de vegetales y frutas para que sea habitual en todas las comidas.

Leave a Comment