Nutrición

Cultivar alimentos en casa es una opción económica y saludable

La vida en la ciudad muchas veces nos forma hábitos alimenticios asociados a lo inmediato, lo rápido, lo que ya está hecho y por eso descartamos la opción de cultivar en casa aunque sea algunos alimentos que pueden crecer en huertos pequeños, incluso si vives en apartamentos de espacio reducido.

Cultivar verduras y vegetales en casa puede ser una opción económica y saludable si tenemos la disposición y el interés de cuidar de las plantas y los frutos que den.

recuadro-01

Ten en consideración que las semillas de cada cultivo requerirán de un espacio diferente. Si vives en apartamentos, los balcones o ventanales son los más adecuados, pero si vives en casas con áreas verdes puedes disponer de un espacio mayor para sembrar verduras o frutas.

La luz del huerto es importante pero hay que medir la intensidad porque no todas las plantas necesitan recibir sol diariamente y aunque es un factor importante, lo ideal es que el espacio tenga un flujo de luz natural directa que a lo largo del día puede disminuir en intensidad.

Al comenzar la experiencia de cultivar es importante preguntar técnicas sencillas de cuidado en viveros, huertos comunitarios o con horticultores para saber, por ejemplo, cuánto espacio necesita un tipo de semilla para crecer. Probablemente puedas comenzar con porrones pequeños y poca tierra pero a medida que la planta crezca y produzca frutos será necesario mudarla a un matero más grande para darle espacio. Investigar en internet también es una opción

Para los huertos pequeños es ideal sembrar romero, albahaca, ajíes, sábila, perejil, cilantro, eneldo, orégano, tomillo, toronjil o menta. Estas especias se pueden cultivar con facilidad en casas o apartamentos con balcones, terrazas o jardines medianos y se pueden cultivar en materos o contenedores de plástico que se adapten al espacio, delimitados con cajas o cordones.

En huertos un poco más grandes se debe tomar en cuenta la accesibilidad del agua para no depender de la lluvia y así cada planta tendrá una fuente de riego cercana. En casas con espacios verdes se pueden hacer huertos delimitados con madera o cuerdas en un área de la casa.

También es posible armar otras opciones como tomar una mesa vieja y crear encima de ella un recuadro con soportes para sembrar allí o solo poner las macetas encima de ella. Si se tiene jardín natural solo se debe designar un área para el cultivo. Allí se puede sembrar cebolla, zanahoria, lechuga, repollo, tomate, pimentón, pepino, apio y papa.

Si vives en una casa con patio o cuentas con un terreno amplio para la siembra, se puede intentar el cultivo de alimentos de temporada. Según el tipo de clima del lugar donde vives puedes intentar con cultivos más específicos como durazno, fresa y mora si es un lugar de montaña, con clima templado a frío; pero si por el contrario se trata de un lugar cálido más tropical se puede intentar con frutas como guayaba, melón o lechosa.

Debes elegir sabiamente lo que sembrarás teniendo en cuenta la capacidad de tu jardín.

frase-01

 

Leave a Comment