Bienestar Salud

Apoyo psicológico para los ancianos en tiempos de crisis

Los adultos mayores suelen alterarse con los ruidos fuertes, los gritos y el bululú de personas aglomeradas así que tenles paciencia. En momentos de crisis tu papel junto a los abuelos es transmitir calma y evitar juzgarlos. Recuerda toda la paciencia que tuvieron con tus travesuras de infancia y empieza a retribuirles todo lo que hicieron por ti. En caso de encontrarte en una situación de caos junto a un adulto mayor, sigue estas recomendaciones:

 

La preocupación en una persona de la tercera edad suele ser excesiva. Su comportamiento puede variar: se  asustan o estresan fácilmente. Así que respira profundo y no pierdas los estribos. Nada logras con alterarte y alterarlo a él también.

Nadie entiende a gritos. El tono de voz alta altera a los abuelitos y los pone nerviosos con mayor facilidad. Recuerda que con los años la capacidad de raciocinio disminuye por degeneración de las células. ¡Ármate de paciencia!

En caso de verte envuelto en una situación de caos, sonidos fuertes y olores penetrantes junto a un adulto mayor, lo primero que debes hacer es sacarlo de ahí y llevarlo a un lugar seguro donde pueda estar tranquilo y entender lo que sucede.

Una persona de la tercera edad es completamente capaz de entender una situación si se le explica con calma y con las palabras adecuadas. La edad puede tornarla más sensible y, pero eso no condiciona su entendimiento. Háblale desde el amor y con paciencia.

En momentos de crisis no anules el criterio de un adulto mayor. Recuerda que ha pasado por más situaciones que tú y quizás tenga soluciones ingeniosas que puedan servirte. Además, esto lo hace sentirse valorado y querido. Escucha a la voz de la experiencia.

Leave a Comment