Bienestar Buenas nuevas Prevención Salud

Conoce cómo protegerte de la COVID-19 dentro del carro

Vivir en pandemia es hacer de la prevención una bandera. Por eso, hoy queremos contribuir a tu tranquilidad y darte consejos para desinfectar tu vehículo en caso de que tengas que usarlo para desplazarte por emergencias u obligación.

Ante el riesgo que representa estar expuesto a la COVID-19 lo mejor que puedes hacer es protegerte. Diversos estudios han indicado que la enfermedad puede estar activa por un largo periodo de tiempo en una superficie, si no es desinfectada correctamente. Tu vehículo no está exento de esto, razón por la cual debes limpiarlo cada vez que lo utilices o lleves personas en él (en caso de usarlo para el transporte de pasajeros)

Aunque seas el único que va en el vehículo igual debes tener especial cuidado porque no estás libre de correr riesgos, así que límpialo cada vez que lo utilices, abre las ventanas para que se mantenga ventilado mientras vas en él y usa en todo momento la mascarilla.

Un estudio reciente publicado en The New England Journal of Medicine para el que se usaron muestras reales del patógeno, demostró que la COVID-19 puede mantenerse en diferentes superficies, sin necesidad de estar en un cuerpo.

Pero ¿cuánto tiempo puede durar este coronavirus en tu carro? Según el estudio:

  • En los plásticos de la tapicería y algunos controles hasta 72 horas.
  • En el acero y otros metales como las manillas de las puertas y algunas piezas del exterior, hasta dos y tres días.
  • En aerosoles y, por lo tanto, en el aire dentro del carro, hasta tres horas.
  • En los asientos de tela o cuero, no se ha determinado una cifra concreta, pero sí se sabe que el período es inferior al de otros elementos rígidos.

¿Cuáles son las superficies en las que tienes que tener especial atención?

Todo aquello que toques frecuentemente o que entre en contacto con bolsos, bolsas y papeles que lleves en el vehículo. Es decir:

  • La tapicería del carro.
  • Los retrovisores.
  • El volante.
  • El cilindro donde introduces las llaves.
  • La manilla de la puerta y los botones cercanos.
  • La palanca de ajuste del asiento.
  • El radio.
  • Los botones del aire acondicionado.
  • La palanca y el freno de mano.
  • El apoyabrazos.
  • El cinturón de seguridad.
  • Las superficies exteriores como los marcos, las manillas de las puertas y la maleta.
  • Las llaves del vehículo.

Ahora bien, para desinfectar el carro debes colocarte guantes, tener tu tapabocas y usar toallitas desechables o un paño que luego no uses para otra tarea. Los productos que vayas a elegir asegúrate que tengan, al menos, un 70% de alcohol (y verifica que sean aptos para carros). Puedes usar agua con cloro, pero ten cuidado con las telas porque las puede decolorar y sobre todo cuida las superficies con contactos eléctricos para evitar que se dañen (como el tablero). Para la tapicería puedes colocar alcohol en un spray y rocía abundantemente.

Una vez que hayas terminado el proceso de desinfección de tu vehículo recuerda:

  • Lávate las manos durante al menos 20 segundos.
  • Cámbiate de ropa y lava la que has usado ¡No olvides limpiar los zapatos también!
  • Evita tocarte la cara hasta que tengas las manos limpias.

Aplica este protocolo de limpieza constantemente para evitar riesgos. Hacerlo solo te llevará unos minutos y el beneficio para tu protección será gigante. ¡Tu salud es lo primero!

Leave a Comment