Buenas nuevas Ideas Sabrosas Nutrición

Cuatro razones para comer alimentos de temporada

Cuatro razones para comer alimentos de temporada

Una buena alimentación sustentada en un alto consumo de frutas y verduras es fundamental a la hora de cuidar nuestra salud y fortalecer nuestras defensas. Sin embargo, existen ciertos alimentos más convenientes o beneficiosos que otros según nuestros propios requerimientos nutritivos, así como las épocas del año en las que se dan. Es aquí donde entran los alimentos de temporada.

Comer alimentos de temporada no es bueno solo para tu bolsillo, también representa otras diferencias como el sabor y la calidad de los nutrientes que estos posean. Hoy te traemos cuatro razones para incluirlos en tu próxima compra.

Precios

Los alimentos de temporada suelen ser mucho más abundantes en el mercado que otros producidos afuera o en invernaderos, así que siempre se consiguen. Además, ya que se dan con mayor facilidad, los costos de producción son menores, por lo que aunque puedes conseguirlos el resto del año, cuando están en temporada los precios disminuyen.

Algunas frutas y verduras pueden comprarse en temporada y aprovecharse para convertirlas en salsas y conservas o refrigerarse para su consumo posterior.

Salud

Generalmente, los alimentos de temporada tienen mejor sabor, y esto se debe a que su concentración de nutrientes es más alta. Al no usar tantos químicos para producirlos y dejar que maduren al sol, no son solo más ricos sino que suelen ser más saludables.

Cada uno responde a ciertas necesidades de la zona donde se produzcan y el momento del año, así que su consumo resulta conveniente según su cosecha: los tubérculos y los cítricos suelen darse en los meses más lluviosos del año, donde podemos aprovechar que los primeros dan calor y los segundos aportan vitamina C; por otro lado, las frutas con mayor cantidad de agua como el melón, la patilla, la piña y la naranja son alimentos de temporada caliente que hidratan y refrescan.

Medio ambiente

La producción de alimentos fuera de su temporada habitual suele requerir del uso de químicos y fertilizantes muy corrosivos que no solo afectan nuestra salud al consumirlos, también tienen un fuerte impacto sobre el medio ambiente.

Forzar las cosechas sin respetar las estacionalidades hace que la concentración de carbono en nuestro entorno sea mucho mayor, por lo que consumir alimentos de temporada disminuye la demanda de los que no lo están y es mucho más ecológico.

Apetito

Casi nunca cubrimos las cinco porciones de frutas y verduras al día que requiere nuestro cuerpo para mantenerse saludable. Los alimentos de temporada además de ser mucho más económicos, saben mejor, tienen mejor aroma, están mucho más frescos, sus colores más brillantes y, en general, son mucho más apetitosos, así que nos provocan más.

 

Incluye alimentos de temporada en tus comidas para aprovechar al máximo su sabor, nutrición y costo. Si, además, te interesa cultivar tus propios alimentos en casa, encuentras más información aquí.

Leave a Comment